29.- EXPOSICIÓN DE GANADOS

  

Vista aérea de la extensa Exposición de Ganados en el Sector Sur.(Archivo Fotográfico Ejército del Aire)
La exposición ganadera, a pesar de ser una demostración de carácter oficial, puesto que la dirección y la edificación de las instalaciones corrieron a cargo de la Comisión encargada de ello, dentro del seno del Comité de la Exposición, en cambio la organización del evento fue llevada a cabo por la Asociación General de Ganaderos del Reino y los diferentes expositores que tomaron parte en ella, fueron ganaderos y empresarios particulares que concurrieron con sus animales a esta Exposición.

Durante el periodo de la Comisaría Regía dirigida por Fernando Barón y Martínez Agulló, conde de Colombí, (octubre 1922-Diciembre 1925), y aun cuando estuvo marcada por una vocación ejecutiva, finalizando así la etapa organizativa como consecuencia de la política marcada por la dictadura de Primo de Rivera (septiembre de 1923), al final se reveló como una continuación de las maneras y formas de hacer de las que le precedieron,[1] sin que terminara de cuajar ninguno de los grandes proyecto, lo que provocó su dimisión. 

Sin embargo, de esa etapa “ejecutiva” se debe el hecho de la división del Comité Ejecutivo en diferentes áreas o “comisiones” concretas, de modo de que cada una de ellas entendiera en un tema especifico en aras de una mayor eficacia, no siendo hasta primeros de 1925, cuando esta distribución de competencias se hace efectiva.

Las comisiones en que se dividieron el Comité fueron: Congresos, Historia de Sevilla, Salón del Automóvil, Agricultura y Ganadería, Exposición Regional, Fiestas, Arte Antiguo y Moderno, Comercio e Industria, Iniciativas y Turismo, Deportes, y Exposición de Ganados.

Ésta última comisión, estuvo en un primer momento presidida por el conde de Halcón, y como secretario contó con José Benjumea, teniendo como representante de la Junta Provincial de Ganaderos a Agustín Vázquez Armero; y por la Asociación de Ganaderos de Jerez de la Frontera a Manuel Gamero.[2]

Al año de constituirse las diferentes comisiones, en la sesión del Comisión Permanente celebrada el 22 de enero de 1926,[3] son aprobadas las propuestas presentadas por José María Ibarra y Antonio Romero,[4] presidentes de las subcomisiones de la Sección Caballar y Ganado Vacuno, respectivamente, sobre las que se diseñaron las líneas maestras que desarrollaría el proyecto de la Exposición de Ganado años más tarde.

En ambas se detallaban en líneas generales las instalaciones necesarias para el desarrollo de dichas exposiciones, con indicación de la superficie necesaria, así como de los construcciones y servicios que debían de contar, boxes, cuadras, corrales, almacenes, etc., entre las cuales se incluía una pista de velocidad para caballos trotones de 42.300m2 (235 X 180 m.), dentro de la cual se inscribía una “pista de presentación” para la exhibición de caballos, de forma elíptica de 100 m de largo por 50 de ancho, con tribuna presidencial y gradas para espectadores, que daría lugar a la pista de exhibiciones, tribuna regia y Sala de Juntas en el proyecto definitivo.[5]

Por el contrario, estas actuaciones de la Comisión de la Exposición Ganadera, solo se suscribía al apartado constructivo, pues a propuesta de dicha Comisión, en octubre de 1927, la Comisión Permanente aprobó que la exhibición ganadera fuera organizada por la Asociación General de Ganaderos del Reino.[6] Es como mínimo curioso, como una actividad económica tan arraigada en tierras andaluzas como era la ganadería, despertara tan poco interés en el Comité organizador, delegando su ejecución en el Consejo de Ganaderos.

En el informe remitido el 4 de junio de 1928 al Comisario Regio,[7] por el Secretario General de la Asociación General de Ganaderos, marqués de la Frontera, avanzaba que en el proyecto confeccionado por dicha Asociación para esta exhibición, se establecían las instalaciones y ganado que como mínimo se deberían incluirse para que tuviera una representación adecuada.

Desde el primer momento se desechó la posibilidad de que se celebrase un concurso, y si una exposición, ante las dudas por parte de la Asociación, que asegurara una concurrencia lo suficientemente representativa de expositores de reses que estuviera a la altura del Certamen, entre otros motivos por la situación geográfica de Sevilla en un extremo de la Península, que hacía sospechar que los costes por los gastos de transporte y los riesgos de los grandes recorridos, hicieran desistir a una gran parte de concurrencia de la riqueza pecuaria del norte de España, limitándose a la presencia de representaciones ganaderas de la zona andaluza.
Plano con la situación general de las instalaciones de ganados (Archivo Municipal de Sevilla)
Además la celebración del concurso caballar de la primavera de 1929, le correspondía a la ciudad de Jerez donde participaría la yeguada Miliar, y aquí surgió el problema, ya que esta ciudad no renunciaba al acontecimiento que le era tradicional, a pesar que el concurso equino formaba parte de los actos de la Exposición Iberoamericana, por lo que tuvo que intervenir Primo de Rivera, celebrándose primero en Jerez del 21 al 28 de abril y después a Sevilla donde vendrían a participar los ejemplares participantes.[8]

También proponía, que a pesar de que esta exposición era de carácter oficial, dejaba abierta la posibilidad de que expositores particulares pudieran concurrir de forma privada, mediante el abono de una cuota para sufragar los gastos de esta exposición.

Así mismo, con el objeto de que la exposición ganadera estuviera debidamente representada por los mejores ejemplares de las diferentes razas españolas, era imprescindible depender de la iniciativa privada que contaba con un gran número de animales selectos de las principales razas, por lo que era necesario no dejar la elección a los particulares siendo elegidos estos ejemplares por la Asociación, compensando la supresión de los premios propios de los concursos, por el abono en metálico de los gastos de transporte, estancias y seguro de las reses.

Una vez desechado el primer emplazamiento para la Exposición de Ganados que la situaba en terrenos de la Junta de Obras del Puerto, al final de la avenida de los Estados Americanos (actual Avd. de la Raza), en lugar muy alejado del centro del Certamen, ésta ocupó un inmenso espacio de 178.000 m2, propiedad de los hermanos Camino, comprendido entre la actual calle Padre García Tejero, y avenidas Reina Mercedes y de la Palmera.
Situación del primer emplazamiento de la Exposición Ganadera, al final de la avenida de la Raza. (Tipografía A. Padura)
Estos terrenos se preveían fueran expropiados por el Ayuntamiento, con el objeto de emplazar en este lugar las futuras ferias anuales, y con ello las edificaciones que se realizaran podrían ser utilizadas una vez clausurada la Exposición, evitando así que se derribara lo edificado.

En el mencionado informe, se enumeraban también los tipos de instalaciones que como mínimo debían contar la exhibición, como naves, corrales, establos y pistas de exhibiciones, al objeto de alojar las diferentes especies de animales, a demás de otras instalaciones complementarias como un pabellón enfermería, almacén para piensos y servicios.

Incluso se planteaba la posibilidad de instalar en la parte más alejada de la Exposición Ganadera, un cercado para reses bravas, que constituiría una nota típica, llamando poderosamente la atención del visitante, procurando la realización de algunas fiestas de campo, como acoso y derribo.[9]

Basándose en estas necesidades, el ingeniero Pedro Sánchez Núñez, redactó el 23 de noviembre de 1928,[10] el correspondiente proyecto para estas instalaciones que constaban de los siguientes elementos:

- Para el ganado caballar y asnal, se construirían 4 pabellones de 80 boxes y 3 pabellones de 60 plazas en establos, ambos para caballo; 20 corrales para potros y yeguas, y dos pabellones para asnos, ya que se preveía la exhibición de uno 70 a 100 caballos e igual número de yeguas, con un importe total de 180.582 pts.

- En ganado vacuno, se calculó una concurrencia de entre 80 y 90 manso y de 30 a 40 lotes de ganado arisco o de campo, proyectándose para cobijarlos 4 establos de 20 plazas para el mando y 24 corrales para el arisco, con un presupuesto de 76.800 pts.

- Para el ganado lanar se realizaron unas 120 corralizas y 10 establos; y 10 corralizas para el cabrío por 74.000 pts en total.

- Las instalaciones de porcino se presupuestaron en 16.850 pts., y consistió en 50 cochineras y 4 baños.

- Para aves, conejos y perros se proyectaron, 3 gallineros grandes, 2 pequeños y 1 de jaulas en forma circular. Una conejera y 2 pabellones para perros, con un importe total de 28.000 pts

Sección, planta y alzado de los boxes para caballos, del Pabellón Enfermería y de los corrales para gallinas (Archivo Municipal de Sevilla)

Como instalaciones complementarias se diseñó una amplia pista de forma oval, para la presentación de los animales, con jardines en la zona central, y gradas para los espectadores a su derredor, situándose en la parte central una tribuna regia para autoridades, por valor de 115.000 pts. Y próximos a la pista de exhibición un pabellón de piensos y una enfermería para caballos y vacas, por valor de 19.768 pts.

Plano de la pista de exhibición, anfiteatro y Sala de Juntas (Archivo Municipal de Sevilla)
En total el presupuesto para el proyecto de estas instalaciones de la Exposición de Ganado ascendió a un importe de 500.000 pts.,[11] siendo realizadas entre finales de 1928 y principio de 1929 por los contratistas Manuel Ferrando Valenzuela y Mario Pérez Olivares, este último fue sustituido por José Rodríguez Carril.

Al mismo tiempo, fue aprobado el proyecto de urbanización de esta zona donde se asentaría la Exposición Ganadera, en el que se incluía la pavimentación de las calles y paseos, así como la instalación de las redes de agua potable y filtrada, y de alcantarillado, por importe de 503.792,93 pts., si bien en la aprobación de esta obra se hizo constar que el Comité solo abonaría 300.000 pts., que era lo que tenía consignado para ello en su presupuesto, debiendo hacerse cargo del exceso el Ayuntamiento de la ciudad, ya que estas instalaciones serían provechadas en el futuro como campo de la Feria.[12]

La Asociación General de Ganaderos, acordó contribuir con 100.000 pts., las cuales se destinaron principalmente, a las comisiones para la búsqueda y elección del ganado adecuado para llevar a la Exposición, así como al pago de los gastos de transporte de los animales, gastos de viajes de los conductores, pagos de las primas de seguros, posibles indemnizaciones y para la construcción del pabellón de la Asociación.[13]

La Exposición Ganaderos, que no concurso como ya se ha indicado, solo estuvo abierta del 11 al 16 de Mayo de 1929,[14] debido a que por su naturaleza no debían estar mucho tiempo expuestos los animales al público. En estas instalaciones se presentaron distintas exhibiciones de ganado vacuno, lanar, cabrío, porcino, caballar y avícola, entre ellas las ganaderías más selectas y representativas de todo el territorio nacional, como lo demuestra la diversa procedencia de estas venidas desde de Badajoz, Cáceres, Toledo, Ávila, Ciudad Real, Madrid, Murcia, Valencia, Barcelona, Segovia Palencia, León, Salamanca, Valladolid, Vizcaya, Guipúzcoa, Santander, Oviedo, Lugo, Coruña, Pontevedra, Orense, Albacete y Burgos, además de todas las provincias andaluzas, en la que Sevilla tuvo una presentación muy destacada con lo más sobresaliente de su producción ganadera.[15]

El caballar estuvo representado por ejemplares de las razas española, árabe, inglesa y anglo-árabe e hispano-inglesa, así como algunas muestras del caballo de castilla y jacas de la zona pirenaica. Del ganado de tiro interesantes ejemplares de Cataluña y Aragón, y de las razas puras bretonas y percherona. Del ganado asnal, se trajeron unos excelentes garañones de Vich, sin olvidar otros magníficos ejemplares de Zamora, León y Andalucía.

De ganado vacuno, procedentes de Vizcaya, Santander y Guipúzcoa, estuvieron presentes unas estupendas reses, sobresaliendo el lote presentado por la diputación guipuzcoana con ejemplares de los pirineos; de Asturias al campeón de sus sementales vacunos, y de Galicia sus apreciados cebones. Por la región andaluza estuvieron representadas las razas cordobesas y de las marismas, en lo que se refería al ganado manso, respecto al bravo con lo más sobresaliente de las ganaderías del bajo Guadalquivir.

Del ganado lanar ejemplares de las razas merina, manchegas y churras; del de cerda ejemplares andaluces y extremeños, del cabrío llamó la atención un lote extraordinario procedente de Granada entre otros de raza murciana y costeña. 

La Sección de Avicultura, expuso una colección de palomas y gallinas de 300 razas nacionales y extranjeras procedentes de granjas de las provincias de Sevilla, Barcelona, Huelva y Badajoz. Así como aves de lujo como faisanes, ocas, patos, etc.[16]





Diferentes tipos de ganados que se mostraron en la exhibición. (Ilustración revista El Progreso Agrícola y Pecuario).
En la espaciosa pista de planta elíptica que se construyó para el desfile de ganado de 124 m. en su lado mayor y 54 m. el menor, se instaló un amplio anfiteatro para el público. La ejecución de la gradería y la pista fueron aprobadas el 3 de abril de 1929, adjudicándose el contrato el 23 de dicho mes a la empresa de José Rodríguez Carril, con un presupuesto de 30.185,80 pts.[17-1]

La parte central de las gradas, la ocupaba un pequeño edificio que contenía una Sala de Junta de la Exposición Ganadera y la tribuna real, que estaba previsto se destinara una vez clausurada la Muestra, para albergar la Junta Provincial de Ganaderos como lugar de reunión de éstos en las acostumbradas ferias.

El Pabellón de las Asociación General de Ganaderos del Reino, como fue conocido este espacio, tenía unos 300 m2 construidos, de los cuales 200 eran cubiertos, era de carácter permanente y estilo regionalista de paredes blancas, que fue proyectado por el arquitecto Pedro Sánchez Núñez al igual que el resto de las instalaciones, y consistía en un salón rectangular con cubierta a cuatro aguas de teja árabes, precedido por una amplia terraza y porche de cubierta plana sostenido por tres arcos de medio punto. La fachada se decoró con piedra artificial y remates cerámicos, situándose en el eje opuesto una terraza, que era la tribuna regia, con vistas a la pista de exhibición. A cada lado de esta tribuna se instaló un cuerpo cúbico de cubierta plana, abiertos en cada uno de sus lados por arcos también de medio punto, y adornados en las esquinas por jarrones de cerámica. La construcción de este edificio tuvo un importe de 72.624 pts., que corrió a cargo de dicha Asociación.


Plano del Pabellón de la Asociación General de Ganaderos del Reino (Archivo Municipal de Sevilla), e imagen de la Tribuna de la Pista de exhibiciones.
El 20 de julio de 1929,[17-2] la Permanente acordó ampliar la decoración e instalaciones de este pabellón con el aumento de paños cerámicos vidriado en la fachada, la decoración interior con molduras de escayola y la instalación de postes para toldos en la terraza de la pista, por importe de 12.500 pts. de todo ello.

Mientras duró la Exposición de Ganado, por esta pista desfilaron diariamente de seis a ocho de la tarde, una selección de los mejores ejemplares de animales de las distintas razas.[18]

En la Sala de Juntas de la Exposición de Ganados, se mostraba una mesa del Concejo de Mesta del siglo XIV, que fue la precursora de la actual Asociación General de Ganaderos del Reino. También se exhibían pergaminos, documentos, privilegios, cédulas y disposiciones dictadas por distintos reyes a favor de los ganaderos. Sobre la mesa un jarrón de plata utilizado por las Juntas para la elección de los cargos. Y setenta y dos publicaciones editadas por la Asociación con tratados sobre fomento de la ganadería, control de la leche, profilaxis para el aumento de la cría del ganado, gráficos demostrativos del progreso de este sector en país y un panel con las vísceras de ganado enfermo, además de algunos gráficos de la producción pecuaria del país.[19]

En la entrada de esta Sala de Juntas del pabellón, se encontraban libros genealógicos de ganado, además de un curioso método de identificación de ganado, parecido al método de identificación por huellas dactilares.[20]

El 11 de Mayo el rey Alfonso XIII acompañado por la reina e infantes y miembros del gobierno presenciaron el desfile por la pista de los ejemplares más sobresalientes expuestos, empezando de los caballos de las razas española, y árabes; le siguieron coches de mulas enjaezados a la andaluza, para continuar con caballos hispanoárabes y troncos de caballos a la andaluza. Ganado vacuno y caballos de media sangre ingleses, carruajes enganchados a la inglesa y sementales del Estado, para continuar con ganado mular, lanar y de diversas razas de cerda.

El rejoneador Antonio Cañero y el excelente jinete sevillano Eugenio Luque realizaron distintas evoluciones con sus preciosos caballos. Para terminar esta exhibición, el Sr. Xifra profesor de equitación presentó un caballo adiestrado a la alta escuela.[21]

Tres imágenes del desfile de la exhibición de ganados, pasando delante de la tribuna regia.

Con este motivo se organizó un Asamblea de Veterinaria Iberoamericana del 21 al 28 de octubre de ese año,[22] que trataría la enseñanza de veterinaria en la Universidad y la convalidación de los títulos entre España y los países americanos.[23-1]

Clausurada la Exposición de Ganados, el 20 de mayo, el presidente de la Junta Provincial de Ganaderos, hace entrega de todas las instalaciones, reservándose únicamente el Pabellón de la Asociación General de Ganaderos, por ser propietarios de dicha construcción.[23-2]

A pesar de las intenciones por parte del Ayuntamiento de trasladar a los terrenos del Sector Sur las Ferias de Abril y de San Miguel, y con ello poder optimizar las instalaciones para ganado ya construidas, la inestabilidad política y los cambios en los gobiernos municipales y nacionales producidos en 1931, dieron al traste con este proyecto. En los apartados que tratan sobre el Pabellón de Maquinaria y el Sector Sur, se da más amplia cuenta de todos estos acontecimientos.

En el mes de febrero de 1932, se convocan por la Comisión Liquidadora varios concursos de derribos que afectarían a las instalaciones ganaderas, entre ellas corraletas de hierro y cobertizos de maderas, [24] que son adjudicadas en mayo de dicho año, a Francisco Portillo por 4.050pts y a Carlos Iglesias por 2.125 pts, respectivamente.[25]

Con estos derribos se inicia una largar agonía para estas instalaciones que poco a poco irán desapareciendo entre la venta de materiales y el abandono, .
  





Vídeo sobre la Exposición de Ganados que ha sido extraído de LAS EXPOSICIONES DE 1929 “Sevilla y la Exposición Iberoamericana” editado por la Filmoteca Española en colaboración con la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y la Filmoteca de Cataluña, dirigido por la profesora Begoña Soto Vázquez .

NOTAS

[1].- López Lemus, E. (1987) La Exposición Iberoamericana a través de la prensa 1923-1929. (Sevilla) Edita Mercasevilla S.A. p. 23
[2] .- López Lemus, E. (1987) La Exposición Iberoamericana ….pp. 63-64
Los Vocales de dicha Comisión de la Exposición de Ganados fuero: José María Ibarra, Antonio Miura, Mariano Zafa, Juan Vázquez de Pablo, Ramón Ramos Heera y José L. de Pablo Romero, marqués de Albudeite.
[3] .- Acuerdo Comisión Permanente de 22 de enero de 1926. Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII, Rollo 689, caja 77 fotograma 135.
[4] .- A.M.S. Sección XVIII, Rollo 689, caja 77 fotogramas 130 a 134.
[5].- Ibidem.
[6] .- López Lemus, E. (1987) La Exposición Iberoamericana ….p. 207
El Liberal, 14 de octubre de 1929.p.4.
AYER EN EL AYUNTAMIETO CELEBRÓ SESIÓN PLENARIA EL COMITÉ DE LA EXPOSICIÓN IBERO-AMERICANA.
El Sr, Cruz Conde, Comisario Regio toma la palabra y dice:“….respecto a la [Exposición] de Ganadería, dice que se ha pensado que la Asociación de Ganaderos, con su capacidad técnica, la realice, desde luego bajo los auspicios del Comité, que está dispuesto a secundar las orientaciones que por la entidad se den”[7] .- Avance sobre la Exposición de Ganadería. 04 de junio de 1928. A.M.S. Sección XVIII, Rollo 717, caja 94 fotogramas 523 a 657.
[8] .- López Lemus, E. (1987) La Exposición Iberoamericana ….p. 207.
[9] .- Avance sobre la Exposición de Ganadería. 04 de junio de 1928. A.M.S. Sección XVIII, Rollo 717, caja 94 fotogramas 523 a 657.
[10] .-Memoria y presupuesto del Proyecto de la Exposición de Ganado. 23 de noviembre de 1928. A.M.S. Sección XVIII, Rollo 717, caja 94 fotogramas 523 a 657.
[11].- Ibidem.
[12] .- Acuerdo Comisión Permanente de 11 de enero de 1929. Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII, Rollo 728, caja 110 fotogramas 261-336.
[13] .- Avance sobre la Exposición de Ganadería. 04 de junio de 1928. A.M.S. Sección XVIII, Rollo 717, caja 94 fotogramas 523 a 657.
[14] .- De la Exposición Iberoamericana de Sevilla. Revista El Progreso Agrícola y Pecuario. 15 de junio de 1929. Núm. 1586. p.417.
En el mes de enero de 1929, se había previsto la inauguración de la Exposición de Ganados para el 4 de mayo, que se retrasó al igual que la del Certamen. Exposición de Ganados del Certamen Ibero Americano se inaugurará el 4 de mayo. El Liberal, 17 de enero de 1929.p.1
[15] .- La Exposición de ganadería e industrias derivadas de la misma, en la Exposición Ibero Americana. El Noticiero Sevillano, 03 de mayo de 1929. p.8.
Las principales ganaderías sevillanas que se enumeran son las siguientes:
-Ganado lanar: Sres. Miura, barón de Gracia Real, Joaquín Vázquez Armero, José Vázquez Armero, Anastasio Martín, marqués de Guadalete, Pérez Tinao y del Cid.
-Ganado vacuno, lanar, cabrío, porcino y avícola; Sres. Ybarra, Vázquez de Pablo, Herrera Ortiz, Merle Carbonell, Hernández Ruiz, Álvarez Ossorio, Llorca, Piñal, Osborne Pablo Romero, marqués de Benamejí, Domínguez y Pérez de Vargas, marqués de las Torres de la Pressa, Moreno Santa María, marqués de Santa Coloma, condesa de Campo Rey, Sanz, Piñar y Pickman, García de Villa, marqués de Paterna.
[16] .- De la Exposición Iberoamericana de Sevilla. Revista El Progreso Agrícola y Pecuario. 15 de junio de 1929. Núm. 1586. p.418-424.
[17-1] .-Certificación de la obra. Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII, Rollo 718, caja 94 fotograma 106. Contrato A.M.S. Rollo 718, caja 94 fotograma 225.
[17-2] .- Acuerdo Comisión Permanente de 20 de julio de 1929. Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII, Rollo 689, caja 77 fotograma 135.
[18].- Lo que fue la Exposición Iberoamericana. Fernando Real. El Correo de Andalucía. 13 de septiembre de 1963. p.18.
[19].- El Certamen Iberoamericana. El Imparcial. 12 de mayo de 1929.p.3.
[20].- Ibidem.
[21].- Visita a la Exposición Ganadera. El Siglo Futuro. 11 de mayo de 1929, y La Correspondencia Militar, 12 de mayo de 1929. p.3.
[22].- Inauguración Asamblea Veterinaria Iberoamericana. ABC Sevilla 22 de octubre de 1929.p.25.
[23-1] .- López Lemus, E. (1987) La Exposición Iberoamericana ….p. 207.
[23-2] .- Carta del Presidente de la Junta Provincial de Ganaderos de fecha 20 de mayo de 1929, dirigida la directora de Obras y Proyectos de la E.I.A.. A.M.S. Sección XVIII, Rollo 718, caja 94 fotogramas 182.[24] .- Expedientes de derribos. A.M.S. Sección XVIII, Rollo 735, caja 119 fotogramas 133 a 425.
[25].- Libro de Contaduría. Mandamientos de Ingresos. A.M.S. Sección XVIII, Rollo 736, caja 120 fotogramas 473 a 530.

No hay comentarios:

Publicar un comentario