9.- Pabellón Domecq



Vista del Pabellón Domecq durante la Exposición. (Sevilla y la Exposición Ibero-Americana 1929-1930. Álbum Artístico-Obsequio Casa Pedro Domecq)
El edifico que actualmente ocupa la asociación “Juventudes Musicales de Sevilla”, y que anteriormente fue sede durante décadas del Centro Zonal del Instituto Nacional de Meteorología, es el pabellón que la firma de vinos jerezana Domecq construyó para mostrar sus productos durante la Exposición Ibero Americana.

Situado dentro del Parque de María Luisa, en la avenida de Don Pelayo, muy próximo a la Glorieta de Covadonga, es el único pabellón netamente comercial que se conserva de los construidos para el Certamen sevillano. A pesar de no haber sido posible encontrar en los archivos consultados, documentación relativa la petición formulada por la Casa Domecq, y su correspondiente aprobación por parte de la Comisión Permanente, la especial ubicación de ésta, solo igualada al de la Cía. Telefónica Nacional de España, se debe en gran medida a su construcción como edificio permanente, evitando como otros pabellones comercial de carácter efímeros, su ubicación en el Sector Sur o en otros lugares del recinto con menor importancia.

Juan Pedro Domecq, encargó directamente al arquitecto Aurelio Gómez Millán la realización del edificio entregándole 250.000 pts. para su ejecución.Las obras ya se encontraban iniciadas en mayo de 1928 2 concluyéndose en el verano de 1929. 

Aurelio Gómez Millán, fue miembro de una amplia saga familiar de arquitectos siendo hijo, hermano, cuñado y padre de arquitectos. Recién terminada la carrera, uno de sus primeros proyectos consistió en la realización del famoso teatro-cine Coliseo España entre 1924 y 1931.

Como cuñado de Aníbal González, entró a formar parte del cuerpo técnico de la Exposición, siendo su ayudante, colaborando en la ejecución del proyecto de la Plaza de España, cuando estaban prácticamente finalizados el edificio central y las torres, dimitiendo en 1926 a la vez que su cuñado.

Como arquitecto también realizó para la Exposición otro pabellón comercial, el diseñado para la Casa Osborne y Cruz del Campo, así mismo tenía en proyecto otro edificio, el Pabellón de la Moda, que nunca llegó ha realizarse. Entra las obras más conocidas que proyectó se encuentran el Mercado de la Puerta de la Carne, en colaboración con Gabriel Lupiáñez Gely, las Basílicas de la Macarena y el Cachorro, ó el Monumento al Sagrado Corazón en San Juan de Aznalfarache, entre otros muchos. 3


Proyecto del pabellón de la Casa Domecq, en el se puede apreciar las galerías exteriores sin los cierres y en el piso alto la crestería hoy desaparecida. (Postal de la época)
Son escasos los datos existentes sobre su construcción, ya que ni en el Archivo Municipal, ni en el del autor, se conserva el expediente del mismo, teniendo que recurrir a artículos de la prensa local, y sobre todo a los datos que su nieta María del Valle Gómez de Terreros Guardiola, nos proporciona en su estudio “Aurelio Gómez Millán, Arquitecto” (1988).

Por ello y tomando precisamente las palabras de su nieta, en las que afirma que, a pesar de no ser un edifico de grandes dimensiones, es un alarde de construcción, con unas características similares al Pabellón Real pero de tamaño más reducido, y que en definitiva “es una de esas obras que realmente dan fama merecida a su arquitecto”.4 

Según Gómez de Terreros en su citada obra, dice “La planta sigue el diseño visto por el arquitecto en la Exposición parisina de Artes Decorativas, consistente en un cuerpo central de ocho lados, ampliado en la planta baja por los cuatro lados de mayor anchura, creando otros tantos brazos que van unidos por medio de arquerías curvas” 5


Planta del edificio y distribución interior. (Recreación sobre un dibujo actual)
Con una superficie de casi 400 m2,6 el edificio básicamente se compone de tres alturas, semisótano, baja y alta; su planta se organiza por medio de cuatro cuerpos formando una cruz griega, dentro de la cual en su centro se inscribe un octógono irregular, éste se eleva sobre el resto del edificio formando la planta superior. Los espacios formados por los brazos de la cruz, se unen por un deambulatorio exterior en forma de claustro de triple arquería curva. El cuerpo delantero sirve de vestíbulo de entrada, mientras que en el situado en el eje opuesto, se instala la escalera que accede al piso superior.


Alzado y sección del pabellón. (Dibujo publicado en la obra AURELIO GOMEZ MILLAN, ARQUITECTO. María del Valle Gómez de Terreros Guardiola)
La composición de cuidado diseño en los detalles constructivos, guarda gran semejanza con el Pabellón Real, como se ha dicho antes, y su apariencia ecléctica es el resultado de una sabia mezcla de elementos de diferentes estilos, como el gótico en la crestería del segundo cuerpo (hoy desaparecida) así como la venera que remata el escudo de la fachada, ó el manierismo de la galería abierta con sus bellas arcadas, y el barroco de la monumentalidad del acceso.7




Aspecto del pabellón en la actualidad. (Archivo del autor)
Al pabellón se accede tras subir la amplia grada en forma de U, previamente podemos disfrutar de una magnífica fachada, con una cuidada y severa ornamentación, llamando poderosamente la atención el tratamiento del ladrillo visto tallado con un cuidado diseño. El alzado netamente regionalista evidencia el gran oficio de los artesanos del momento, con los arcos de planta curva de las galerías laterales, cuyas dovelas fueron cortadas en doble cuña. 8



Escudo de Real en el ático de la fachada. (Archivo de autor)
El escudo de Real, con las armas de Alfonso XIII en ático de la fachada bajo una venera, fue realizado en la fábrica J.F. Martínez de Triana, y pintado por C.D. Sala.9 





Vistas de la fachada principal y lateral. Escudo de arma de los Domecq en cerámica de la fachada trasera, y detalle de las panelas con motivo floral tallado en el ladrillo del cuerpo de la planta alta. (Archivo del autor)

El pórtico a manera de arco triunfal, se abre mediante arco rebajado entre dos parejas de pilastras corintias de ladrillo tallado. Las fachadas de los dos cuerpos laterales, se resuelve mediante un arco de medio punto que encierra una vidriera enmarcada por parejas de pilastras corintias, la fachada trasera es de ladrillo liso sin hueco, en el que se encuentra instalado el escudo de la familia Domecq en cerámica vidriada de colores. En la planta alta se pueden observar panelas con motivos florales de ladrillo tallados.

Los arcos de las galerías laterales de medio punto se apoyan en columnas de mármol blanco, sobre balaustrada de barro con motivo vegetal. Las puertas de acceso a los salones desde la galería, se enmarcan con molduras rectas y frontón de ladrillo tallado


Vista de la galería exterior y detalle de la balaustrada. (Archivo del autor)
El vestíbulo se decora con unos magníficos zócalos cerámicos de la fábrica trianera de Ntra. Sra. de las Nieves, pintados por Francisco Hohenleiter de Castro, en los cuales se representan escenas agrícolas y ganaderas como: la vendimia, la siega, la caza de la liebre, el arado del campo, la monta de caballos y el abrevadero del ganado.

Las escenas centrales están pintadas con técnica colorista sobre un fondo blanco con hojarasca en azul cobalto, enmarcado todo ello por amplias cenefa con motivos frutales sobre fondo amarillo.

También es digno de reseñar, el artesonado original que se conserva en este espacio, que era igual al de las galerías exteriores, y el enmarcado de las puertas de acceso al salón central y a las galerías exteriores laterales, con ladrillos tallados de forma magistral.


El vestíbulo, con el zócalo de azulejo pintado por Hohenleiter con escenas del campo y enmarcados de las puertas con ladrillo tallado. (Fondo fotográfico de la Asociación Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano)



Detalle de los paneles cerámicos del vestíbulo con escenas de campo y ganadería pintados por Hohenleiter. (Fondo fotográfico de la Asociación Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano)

Ya en el interior del edificio, al fondo del salón centra, se encuentra la escalera que accede al piso alto, esta diseñada para dar grandiosidad al edificio. Se trata de una escalera de doble tramo, siendo el primero de ellos inscrito en un óvalo, no hay en el una sola línea recta, sino una sabia combinación de formas cóncavas y convexas. Según Amparo Graciani, esta composición podría recordar ciertos recursos escenográficos como el empleado Miguel Angel en la escalera de la Biblioteca Laurenciana de Florencia. 10


Dos vistas del Salón de Honor, situado en la planta alta, en la actualidad (Fondo fotográfico de la Asociación Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano) y durante la Exposición. (Postal de la época)

En la planta superior, se instaló el Salón de Honor de carácter protocolario, decorado con excelente gusto, con acceso directo a la terraza. Este salón de forma octogonal como el central de la planta baja, en sus cuatro lados de mayor longitud se instalaron vidrieras con el escudo de la familia Domecq, de la afamada casa Haumejean, conservándose en la actualidad solo la que da frente a la fachada principal, consistente en un sable terciado con guantes en los ángulos opuestos, coronado de yelmo y lambrequines. En los lados menores, se sitúan las puertas que acceden a la terraza, sobre las cuales se hallan cuatro pequeños paneles pintados al fresco también por Hohenleiter.



Escenas pintadas por Hohenleiter y vidriera con el escudo de los Domecq que aún se conserva en el Salón de la planta alta. (Fondo fotográfico de la Asociación Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano)
En ellos se representan escenas nobiliarias, que se desarrollan en una casa o palacio en el campo, con una bucólica y frondosa vegetación. En la primera escena, un joven noble saluda con el sombrero a una muchacha que le sale al encuentro bajando las escalinatas de una mansión. La siguiente es el momento en que la muchacha llega a los pies de la escalera y saluda al joven, ante la mirada de un grupo nobles al fondo. En la tercera, bajo un árbol el joven del sombrero corteja a la muchacha.11 Y en la última escena el joven habla animadamente con dos muchachas junto a una fuente, mientras al fondo una pareja sentada se cortejan.

La planta baja sirvió para la exposición de los productos de la firma, adecuándose perfectamente la distribución del edificio a los fines expositivos del mismo, por la fácil circulación interior. 

Interior del pabellón con la exhibición de barriles firmados por los reyes. (80 años de la Exposición Iberoamericana 1929. Colección Sergio Canalejo. Archivo ABC)
Entre los productos mostrados, se aprovechó el evento para promocionar un vino creado en 1892, con motivo del 400 aniversario del Descubrimiento de América, de nombre “La Raza”, bautizado así como reconocimiento a la riqueza cultural del mestizaje de razas tras dicho descubrimiento. El 12 de octubre (día de la Hispanidad) de 1929 fue la fecha elegida para la presentación del producto, incluso antes de la inauguración oficial del pabellón. También se exhibían barriles de brandy Fundador con las firmas de los reyes en recuerdo de una visita a esas bodegas, y en vitrinas otros famosos brandis como Carlos I y III.



SS.MM Alfonso XIII y Victoria Eugenia junto a Primo de Rivera en la inauguración del Pabellón Domecq. (Foto Serrano. Archivo ABC)
El pabellón fue inaugurado por los Reyes y el general Primo de Rivera, el 21 de octubre de 1929, cuando ya había empezado la Muestra.

Según las crónicas de la época, “Los reyes empezaron su visita por las dependencias de la planta de honor, deteniéndose antes las vitrinas en que se exponen las botellas napoleónicas y las cajas consignadas a los numerosísimos representantes que la casa tiene en toda América.

De allí pasaron a otra sala de exposición en la que aparecen los facsímiles de las botas que firmaron don rey don Alfonso en el año 1904, y la reina doña Victoria en 1915, artísticamente protegidas con detalles de excelente gusto. 

Aparte contemplando don Alfonso los envases de los coñacs Carlos I y III recordó complacido que los había degustado en la propia destilería de la casa Domecq e hizo de ellos cumplidos elogios. 

Subieron luego a la planta principal, en cuyo salón central, decorado con excelente gusto, que da acceso a una magnífica terraza habíase instalado el buffet.”12

Una vez concluida la Exposición, el edificio continuó algunos años siendo ocupado por la Casa Domecq, aunque desconocemos que tipo de utilidad se le dio, debió ser de forma esporádica, ya que los importes de las facturas por consumo eléctrico eran muy pequeños.13 Al parecer en 1935 el edificio pasó a poder del Ayuntamiento, aunque desconocemos la fecha exacta y el modo en que se produjo la cesión.14

Durante la Guerra Civil, estuvo ubicado en el pabellón el Servicio de Propaganda, donde prestaban su colaboración personas relevantes de la cultura huidos de Madrid, escritores como Marquina o Eugenio d’Ors, poetas como Ridruejo, Diez Crespo o Vivancos, y pintores como Caballero, Escassi y Summers.15

Finalizada la contienda nacional, fue utilizado por Falange Española Tradicionalista y de las JONS, así como por la Sección Femenina de esta organización como centro de formación para sus cuadros de mando provinciales.16 Durante la Segunda Guerra Mundial se le adoso una dependencia, en la parte trasera de la azotea, con exterior en ladrillo visto, que funcionó durante la guerra como emisora de radio alemana.17

A finales de 1956, el Ayuntamiento autorizó la cesión del Pabellón Domecq al Servicio Nacional de Meteorología, para la instalación de una estación meteorológica,18 que daría lugar al traslado a este edificio de su Jefatura regional, permaneciendo en él durante más de cuarenta años.

Durante todo este tiempo, el edifico ha sufrido algunas alteraciones para adaptarlo a los nuevos usos, y con el aumento del personal y equipos de meteorología, se hizo necesaria una intervención más compleja realizada en 1981, consistente en bajar la altura de los techos, acondicionar la planta semisótano, baja y alta para oficinas, así como el cerramiento de las cuatro galerías exteriores, a fin de conseguir más espacio útil. Quizás esta sea la actuación que más ha modificado el aspecto exterior del pabellón, perdiéndose la posibilidad de disfrutar de las bellas columnas exentas de las galerías y las portadas de las puertas de acceso a las salas.
Publicidad del vino La Raza, insertada en el Libro de Oro Ibero Americano. Catálogo Oficial y Monumental de la Exposición Iberoamericana.

Pero los nuevos tiempos y el aumento de la plantilla de personal e instrumentos necesarios para prestar los servicios que la sociedad demandaba, hicieron que fuera imposible continuar en un espacio tan pequeño. Por lo que entre 199619 y 1997, de produce el traslado del Centro Meteorológico Territorial de Andalucía Occidental a sus actuales instalaciones en la Cartuja, aunque mantuvo el taller de mantenimiento de equipos en el antiguo pabellón prácticamente hasta el año 1998, en que lo ocupó la Asociación Juventudes Musicales de Sevilla, gracias a la intervención del tristemente asesinado concejal Alberto Jiménez Becerril. 

En este edificio se encuentran tanto las oficinas administrativas como el salón de conciertos donde se ofrece parte de la programación musical de esta Asociación, y cuyas butacas proceden del Teatro Lópe de Vega. 20

Como anécdota hemos de decir, que el edifico estuvo a punto de convertirse en capilla para alojar a la entonces recién fundada Hermandad de la Paz.21 

El autor del edificio, fue considerado heredero directo del entonces desaparecido Aníbal González, destacando de esta obra el afiligranado del ladrillo tallado, siendo uno de los pabellones comerciales que se construyeron más destacados, por ello se le concedió un Diploma de Honor, en reconocimiento por la extraordinaria valía del edificio.22 

Hoy día podemos disfrutar de este magnífico pabellón, algo mutilado por la falta de la hermosa crestería superior que le daba mayor realce al conjunto, y por culpa del cerramiento instalado en las galerías curvas, que nos impídela visión de las arcadas de esta preciosa zona. Tomando las propias palabras de su autor “es la obra de ladrillo de mayor interés de Sevilla”23 

Aunque el estado en general del edificio se puede considerar bueno, se aprecian faltas de mantenimiento más profunda, que quizás por lo exiguo del presupuesto de la Asociación, no hayan podido ser atendido. Principalmente estas actuaciones se centrarían en la impermeabilización de la cubierta de la planta superior, que está ocasionando considerables humedades en los paramentos de esta sala, y que podría acarrear a corto plazo la pérdida de los frescos de Hohenleiter. 

Otros puntos que merecen una atención especial, sería la fachada trasera y laterales, por la acumulación de excrementos de aves y residuos vegetales de la masa arbórea que rodea al edificio, que podrían ocasionar el deterioro de zonas de ladrillo visto.

ENLACE PARA VER VIDEO DEL PABELLÓN DOMECQ SEDE ACTUAL DE JUVENTUDES MUSICALES


 NOTAS
1.- José María Igeño. Un arquitecto del 29 con ideas para el 92. Revista SEVILLA-92 nº 3 Marzo 1985. Pág. 32.
2.- El arte en la Exposición. El Liberal. 22 de mayo de 1928. Pág. 1
-Galería sevillana. Aurelio Gómez Millán, El Liberal. 07 de junio de 1928. Pág. 1
3.- Sevillanos Ilustres. Hermanos Gómez Millán. www.sevillanosilustres.wikispaces.com
4.- María del Valle Gómez de Terreros Guardiola. AURELIO GOMEZ MILLAN, ARQUITECTO. Pág. 155
5.- Ibidem.
6.- Los Pabellones del 29 a partir del año 2001. ABC de Sevilla, 17 de octubre de 1997. Pág. 61.
Exactamente la superficie es de 393,04 m2.
7.- Amparo Graciani García. Pabellones comerciales en la Exposición Iberoamericana. El Pabellón Domecq. Revista APAREJADORES. Núm. 39- 4º trimestre/1991. Págs. 24 y 25
8.- María del Valle Gómez de Terreros Guardiola. AURELIO GOMEZ… op. cit., p.158
9.- www.retablocerámico. Pabellón Domecq.
10.- Amparo Graciani García. Pabellones comerciales en la Exposición… op. cit., p. 25
11.- Ibidem.
12.- Anoche fue inaugurado el pabellón Domecq con asistencia de los Reyes. El Liberal. 23 de octubre de 1929. Pág. 5
-Viaje de los Reyes a Andalucía. ABC Madrid, 02 de noviembre de 1929. Pág. 12
13.- Archivo Municipal de Sevlla. Sección XVIII. Exposición Iberoamericana. Contaduría. Caja 41- Rollo 663. Fotograma 431. Existe un apunte fechado el 7 de junio de 1933 con cargo a Pedro Domecq por importe de 4,27 pts. por suministro de fluido eléctrico.
14.- Sevilla paso a paso 1935. ABC de Sevilla. 28 de febrero de 1985. Pág. 82.
15.- Recuerdo de Serny, por Celestino Fernández Ortiz. ABC de Sevilla, 16 de noviembre de 1995. Pág. 20
16.- Falange Española Tradicionalista y de las JONS. ABC de Sevilla, 07 de diciembre de 1941. Pág. 21
- Llegada a Sevilla de Pilar Primo de Rivera. ABC de Sevilla, 15 de marzo de 1942. Pág. 05.
17.- Información ofrecida al autor por D. Felix Castilla Encina, del Cuerpo Técnico Calculador, que trabajo en la Jefatura del Servicio Meteorológico, y fue secretario del Centro Zonal del Instituto Nacional de Meteorología en Sevilla.
18.- Reunión de la Permanente, ABC de Sevilla, 20 de diciembre de 1956. Págs. 29 y 30.
19.- José Ramón Marín. ABC de Sevilla, 28 de marzo de 1996. Pág. 50
20.- Las antiguas butacas del Lópe de Vega instaladas en Juventudes Musicales. ABC de Sevilla, 25 de enero de 2000. Pág. 38
21.- http://elporvenirdesevilla.blogspot.com/2007_10_01_archive.html
22.- María del Valle Gómez de Terreros Guardiola. AURELIO GOMEZ… op. cit., p. 155
23.- Carmen Carballo. Uno de los últimos arquitectos de la Exposición del 29. El Correo de Andalucía. Dominical 13 de mayo de 1984. Pág. 9


FUENTES
-Pabellones comerciales en la Exposición Iberoamericana. El Pabellón Domecq. Amparo Graciani García. Revista APAREJADORES. Núm. 39- 4º trimestre/1991

-AURELIO GOMEZ MILLAN, ARQUITECTO. María Gómez de Terreros Guardiola.

-ABC de Sevilla y Madrid, consultado desde 1929 hasta 2015.

-El Liberal, consultado 1928 y 1929.

-Revista SEVILLA-92 nº 3 Marzo 1985.

-Archivo Municipal de Sevilla

- http://elporvenirdesevilla.blogspot.com

- http://es.wikipedia.org/wiki/Pabell%C3%B3n_Domecq_(Sevilla)

- www.sevillasigloxx.com

- www.sevilla21.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario