LOS PABELLONES INTERNACIONALES



La Exposición Ibero Americana de Sevilla, consiguió la concurrencia al certamen de los siguientes países americanos: Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Estados Unidos de Norte América, Guatemala, Méjico, Perú, Portugal, Santo Domingo (República Dominicana) Uruguay y Venezuela todos ellos con pabellones permanentes, excepto Venezuela que fue el único provisional. Además El Salvador, Panamá, Costa Rica, Bolivia y Ecuador, expusieron en las Galerías Americanas, actualmente los almacenes del Puerto que están en la Avd. de la Raza.

A pesar que las muestras expositivas fueron muy variadas y no todas estuvieron al mismo nivel, podemos considerar que la presencia extranjera en la muestra fue un rotundo éxito, teniendo en cuenta las difíciles situaciones de orden político y económico que sufrían gran parte de los países relacionados. Para muestra un botón y esto es lo que nos dice el Embajador de España en Centro América “ ambiente poco propicio que hay en las Repúblicas Centro Americanas devastadas por terremotos y arrasadas por revoluciones, donde todo esta por hacer; sin dinero y en la mayoría de los casos, controladas rigurosamente sus gastos públicos por los norteamericanos…” Si bien es cierto que no en todos los estados estaban en esta situación, por lo que se puede explicar por los factores ideológico, de prestigio internacional y de expansión comercial, el hecho de tan abundante representación.

Las primeras invitaciones oficiales se empiezan a cursar por el Ministerio de Asuntos Exteriores en 1911, siendo en principio favorables supeditadas a tener mas información. Al producirse la I Guerra Mundial, el Certamen sufrió un repentino frenazo, no insistiéndose mas en las relaciones con América. Terminada la Gran Guerra hubo que comenzar de nuevo, con la llegada a la Comisaría Regia de Barón, se reactivan los trabajos y tras el acceso al poder de Primo de Rivera es cuando toma verdadero impulso para la culminación del Mago acontecimiento. Se consigue la participación con edificios permanentes de Estados Unidos, Méjico, Argentina, Chile y Perú. Y en 1922 se amplia la concurrencia a Portugal y Brasil, pasando de ser Hispano Americana a Ibero Americana.

Esta participación tan significativa a legado a la ciudad una serie de edificaciones que representaron en su día a los respectivos países, y que hoy día forma parte del paisaje urbano, la mayoría apostó por el estilo historicista que el Reglamento aconsejaba. Pero desde el punto de vista artístico hay tres pabellones sobresalen de manera especial, Méjico, Argentina y Perú, precisamente los que mas se alejaban del estricto historicismo oficial. Así Méjico levanta un edificio de un Regionalismo muy peculiar al tomar sus fuentes de la cultura maya y tolteca. Argentina toda elementos Andaluces, Argentinos y Peruanos y los fusiona con una brillante ornamentación mestiza. Perú se recrea en su estilo neoperuano con un mestizaje entre español e indígena.

Sin embargo el edificio que se aleja de todos estos estereotipos es el Pabellón de Chile. Un grandioso proyecto que consigue con esta montaña de hormigón el edificio mas original, al querer representar la nación en sus aspectos orográficos, los Andes y las costas, la montaña y el mar.

Las repúblicas antillanas de Cuba y Santo Domingo están representadas con edificaciones ciertamente valiosas, apresar que no tener estilo nacional, lo hacen reuniendo lo mejor de sus países, la primera con lo mas lujoso de los materiales construyendo un pabellón de estilo colonial y Sto. Domingo reproduciendo la Casa del Almirante D. Diego Colón.

Colombia presenta un vistoso pabellón cargado de simbolismos con elementos decorativos de las culturas prehispánicas. Venezuela debido a la premura de tiempo se conforma con uno provisional construido contra reloj. Uruguay inventa una mezcla de lo español, lo italiano y lo universal.

Los países no hispano Portugal, Brasil y Estados Unidos, diseñan pabellones en el caso de Portugal parte provisional parte estable, inspirado en el barroco portugués, y Brasil inspirado en el barroco colonial de su país, tan modificado hoy día que casi es irreconocible. Estados Unidos construyes tres pabellones uno estable, su consulado hasta hace pocos años, y dos efímeros uno de ellos, el teatro Juan de la Cueva de entrañable recuerdo infantil.

En los siguientes apartados desarrollaremos uno a uno los edificios representativos de cada país, y describiremos los edificios, los contenidos de sus muestras y el aspectos arquitectónico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada