Pabellón de Aragón



Pabellón de Aragón. (Postal de la época)

                Con la inauguración de este pabellón por el rey Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia, el 30 de octubre de 1929, concluyó el proceso iniciado un año y medio antes para que la región aragonesa estuviera presente en el Certamen Iberoamericano.

            La rondalla de guitarras y bandurrias del maestro Calavia, vestidos a la usanza baturra, que se habían desplazado a Sevilla para tomar parte en la Cabalgata Histórica que tendría lugar el día 1 de noviembre, intervinieron en acto de inauguración de su pabellón regional interpretando la Marcha Real a la llegada de los reyes y miembros del gobierno 1.

            Todo se inició, cuando en mayo de 1928 el representante del Comité de la Exposición, visitó al Alcalde de Zaragoza a fin de activar la representación de esta ciudad y el edifico que dicha región se había comprometido levantar en la muestra iberoamericanas, y que con anterioridad entidades económicas aragonesas ya habían decido participar en la Exposición 2. En junio, Cruz Conde apela a la influencia del Presidente de la Diputación de Huesca, para que se logre la participación de Aragón en la Muestra. 3

            En el mes de julio, se acuerda encargar a la Sociedad Vías y Riegos S.A., la redacción del proyecto para el pabellón regional 4; en octubre se reunieron los Alcaldes y Presidentes de las Diputaciones de Zaragoza, Huesca y Teruel, para aprobar el proyecto de un edificio de inspiración regional, de carácter provisional, valorado en 100.000 pesetas, y diseñado por el arquitecto Pascual Bravo Sanfeliu, en el que participarían tanto las Diputaciones como los Ayuntamientos de las tres provincias, y que se destinaría a turismo y exposición de objetos interesantes, comunicando esta decisión al Comité de la Exposición, reservándole las parcelas 17 y 18 para el pabellón 5, siendo aprobado inmediatamente por dicho Comité los planos del mismo,  rogando celeridad en la construcción del mismo.

            Sin embargo en el mes de enero ya de 1929, aún las obras no habían comenzando, por lo que el Director de la Exposición apremia para que se ejecuten éstas. Y en marzo a pocos meses de la inauguración del Certamen, la construcción del pabellón y la organización de la exhibición acumulaban retrasos, por lo que el Comité Ejecutivo solicitó a la alcaldía de Zaragoza que con urgencia se tomaran las medidas necesarias 6; solicitud que vuelve a realizar en el mes de agosto, mediante telegrama interesando se imprima toda la actividad posible para concluir las instalaciones.7


            El pabellón de la región aragonesa, fue un edificio de 600 m2., que se construyó en una parcela de 680, alcanzado el presupuesto final las 150.000 pesetas 8. Estaba ubicado en la avenida de Venezuela, la actual avenida Reina Mercedes, lindando a la derecha con el Pabellón de las Islas Canarias y a la izquierda con el comercial de la empresa fabricante de chocolates “Matías López”. 


Situación del Pabellón de Aragón en la avenida de Venezuela, actual avenida Reina Mercedes, entre los pabellones de Canarias y Matías López. En la parte inferior los pabellones del Patronato Nacional de Turismo, Asturias, Jaén y Córdoba. -Detalle- (Fototeca Municipal de Sevilla. Archivo Sánchez del Pando)

            De este mismo arquitecto fue el diseño del pabellón de España para la Exposición de Artes Decorativas de París de 1925, consistente en un palacete de regionalismo andaluz 9. Este mismo estilo popular fue el que utilizó Bravo para el pabellón aragonés, que al estilizar sus formas resultaba coherente con los nuevos estilos y perfiles nacidos en el certamen parisino, frente a un regionalismo que ya en la década de los 30 había incluido en sus composiciones motivos art decó. Otra obra de este mismo arquitecto fue Escuela de Arquitectura de Madrid, realizada entre 1933 y 1936.

            El autor con gran maestría y equilibrio diseña un edificio, que algunos autores han visto en él una revisión del neomudéjar aragonés, dentro de un espíritu decó, cuidando al máximo los detalles del diseño, como puertas, cerrajería, zócalos, etc., con una traza racionalista impecable dentro de un clasicismo limpio de elementos ornamentales 10. El resultado fue un edificio de paredes blancas, compuesto por prismas de impecable efecto volumétrico y escasa ornamentación, en el que sobresalían una torre con líneas de ladrillos rojos en sus ángulos, proliferación de arcos en el ático, propios de la arquitectura regional aragonesa, y contrafuertes en los muros 11.



Pabellón de España en la Exposición de Artes Decorativas de Paris 1925 (postal de la época), y boceto del pabellón aragonés ambos diseñados por el arquitecto Pascual Bravo Sanfeliu. (ilustración de La Voz de Teruel. 22-10-1928)

            Según el proyecto redactado por la empresa Vías y Riegos S.A., la cimentación se realizó mediante losa de hormigón armado con zanja corrida de dos metros de profundidad, sobre ésta zócalo de fábrica de ladrillo del que arrancan los pilares del mismo material.

            Para mayor rapidez, se sustituyó la tabiquería interior por cañizo recubierto de escayola, y las cubiertas se realizaron de teja árabe sobre armadura de madera. Un apartado importante era la decoración tanto interior como exterior, así como las bóvedas de los pórticos, que se realizaron con escayola al igual que el forrado de las columnas del patio, todo ello con un modelado especial realizado según dibujos del arquitecto; solo este apartado decorativo estuvo valorado en más de 16.000 pts. Las pinturas también se ejecutaron de acuerdo con las indicaciones y el diseño que Pascual Bernal, había realizado.

            Los pavimentos, todos ellos sobre solera general y hormigón, se ejecutaron de la siguiente manera. En las salas de exposiciones con linóleum, que es un material utilizado para construir recubrimientos de suelos, a partir de aceite de lino solidificado mezclado con harina de madera o polvo de corcho, de tonos oscuros. El vestíbulo y el pórtico del patio, con baldosas rojas y olambrilla; en el centro del patio empedrado formando dibujos, y en el pórtico exterior ladrillo rojo.

            Entre las clausulas del proyecto aparecía una por la cual las Diputaciones y Ayuntamientos de Zaragoza, Huesca y Teruel, se comprometían solidariamente a adquirir de Vías y Riegos, el pabellón ya terminado por un importe de 124.510 pts., en esta cantidad no se incluían los honorarios del arquitecto, el proyecto y la dirección de éste, que ascendía a 9.338 pts. Realizándose los pagos por certificaciones de obra ejecutada 12.





Alzado de las fachadas principal, laterales y posterior (Archivo Diputación Provincial de Huesca)

Planta del pabellón de Aragón, en la que se puede apreciar la distribución de los espacios. (Archivo Diputación Provincial de Huesca)

          De planta irregular, el edificio se distribuye en varios cuerpos de una o dos alturas, estas últimas simuladas, alrededor de un patio. En la fachada se inscribe la puerta de acceso mediante arco de medio punto precedida por un pequeño pórtico. En éste cuerpo central, con cubierta a cuatro aguas de teja y alero muy pronunciado, la escueta decoración se centra en el escudo de Aragón bajo el que se encuentra los de sus tres provincias, Zaragoza, Huesca y Teruel, y como único adorno el dibujo en forma de cenefa que perfila el hueco de la puerta y la división del ático, en éste es sustituida la blanca pared por ladrillo visto, donde se abre huecos de ventanas rectangulares. Esta cenefa diseñada por el autor, se repite en distintos lugares del resto de fachadas.

            A la izquierda del cuerpo central, embutida y algo retranqueada de éste, se eleva la torre de planta rectangular, igualmente cubierta a cuatro aguas con teja y terminada en una aguja, los ángulos se revestían con una ancha línea de ladrillo rojo. La minuciosidad y el cuidado del detalle, antes mencionado, lo encontramos en los diseños de las rejas, tanto en el acceso de la puerta principal, como en la ventana que se encuentra al pie de la torre.
            A continuación de la torre, se sitúa una nave de planta rectangular y perpendicular a ésta, con cubierta de teja a cuatro aguas y volado alero, con ático que a modo de galería se abre exteriormente, mediante arcos rebajados de formas mixtilíneas; la composición de esta nave es muy semejante a la de la Casa del Deán de Teruel.

             La crujía de la derecha se adelanta respecto al acceso principal, y en ella se aprecian dos espacios, el primero es una galería baja abierta al exterior mediante arcos de medio punto en toda su longitud, con contrafuertes en su muro exterior. La utilización de este elemento de refuerzo en todas las fachadas, fue empleado por el autor como una de las características decorativas del edificio, la cubierta de la galería era plana. A continuación se encuentra el segundo espacio, que lo constituye una nave, en este caso de dos niveles de altura, y que interiormente acogía parte del claustro del patio como sala de exposiciones. En el eje opuesto al vestíbulo, se situaba tras el tramo de galería, una de las salas expositivas, que curiosamente se abría al exterior con huecos de ventanas de formar romboidal.

            Como ya se ha dicho, el espacio interior del edificio se articula alrededor de un patio cuadrado porticado, algo rehundido, constituido sus cuatro lados por el amplio vestíbulo tras la entrada principal, y las tres restantes naves de planta rectangular que lo circunda. La galería alta se situó sobre las tres naves, estaba formada por tres grupos de tres arcos de cortina o festonados, sobre columnas de fuste liso apoyados sobre el antepecho. Estos grupos de arcos estaban separados por pilastras de ladrillo visto.



Vista desde uno de los ángulos del pabellón aragonés. (ilustración Exposición Iberoamericana de Sevilla. 1929-1930). Y semejanza de los arcos de la galería del ático con la Casa del Deán de Teruel (imagen de Turismo de Teruel

       Esta galería alta se apoyaba sobre las columnas de fuste liso y capiteles corintios que formaban el pórtico del patio. En el centro confluían cuatro caminos enlosados, y en los espacios restantes, un pequeño jardín. El acceso al patio desde el vestíbulo se realizaba tras un arco de medio punto, con el que había sido sustituido las columnas de este lado del patio, situándose en este lugar el fuste de dos columnas sin capitel a las que se le había añadido dos artísticos faroles.

            El pabellón exhibía una gran cantidad de objetos cedidos tanto por corporaciones y entidades como por particulares de todas las ciudades aragonesas, distribuidos entre las siguientes salas:
            A continuación del vestíbulo, y en el espacio existentes antes de entrar en el patio, se situaba el que en algunas descripciones llaman Salón Antiguo, decorado con mobiliario sobrio, bajo los arcos de medio punto se situaron a ambos lados en hornacinas los bustos de Goya y Ramón y Cajal debidos al escultor Mariano Benlliure, seguidamente y de este mismo autor el busto de Agustina de Aragón sobre un cañón de la época, debidamente decorado, todo ello en bronce, el también conocido como “el Viva Zaragoza”, se encuentra actualmente en el Palacio de Montemuzo.

            Tras éste y como recuerdo de la Guerra de la Independencia se mostraban la señera de la ciudad de Zaragoza y banderines de las milicias zaragozanas, y los retratos de Palafox y de la también heroína Casta Álvarez, pintados por Marcelino de Unceta, uno frente al otro.

            A la izquierda, con acceso desde el patio, se encontraba el llamado Salón de Lectura, donde se encontraban instalados los mapas de la Confederación Sindical Hidrográfica del Ebro y la maqueta del pantano de la Sotonera, con una capacidad de 210 m3 de agua embalsada, además de gráficos y fotografías.





Tres imágenes con vistas del patio al fondo, la primera desde el vestíbulo, la segunda y tercera con los objetos expuestos en dicha galería de acceso, como los bustos de Ramón y Cajal y de Agustina de Aragón y la bandera de la ciudad de Zaragoza y banderines de las milicias zaragozanas. (Fotos del Archivo Municipal de Zaragoza). Por último el busto de Agustina de Aragón sobre un cañón realizado por Mariona Benlliure (postal de la época. Todocolección.net).

         En la nave del fondo del patio, se encontraba el Salón de San Jorge, con un tapiz con la imagen de San Jorge de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza, que sirvió de solio a los reyes de Aragón; un tríptico de marfil de los Reyes Católicos, que fue utilizado como altar de campaña; en vitrinas gran cantidad de documentos, una colección de diplomática medieval, libros de gran interés bibliográficos, además muestras de cerámica aragonesa, cuadros y bargueños.

            El Salón del Pilar, se situaba en la nave de la izquierda, que estaba constituida por arcos apunados que sostenían el artesonado de la cubierta. Curiosamente los vanos de esta sala lo forman solamente el arco de medio punto y el estribo sin jambas. En este lugar se podía venerar una imagen, reproducción exacta de la Virgen del Pilar en plata realizada por el platero de la Catedral Sr. Aguilar, entre jarrones de jaspe del siglo XVIII. La Diputación Provincial de Huesca envió para su exposición un grupo escultórico de alabastro, que representa la venida a Zaragoza de la Virgen del Pilar del siglo XVII. Un San Pedro labrado en plata, y unas arquetas con ricas tallas en marfil y esmaltes de gran valor. En distintas vitrinas se mostraban documentos del General Palafox, piezas de yacimientos arqueológicos, y objetos litúrgicos.


Salón de San Jorge con el tapiz de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza al fondo y la colección de diplomática medieval. (Archivo Municipal de Zaragoza).

Salón del Pilar, con la imagen de la Virgen del Pilar al fondo y las vitrinas conteniendo diferentes objetos. (Fototeca Municipal de Sevilla. Archivo Serrano).

         En la galería que rodeaba el patio, se exponían maquetas de granjas y pantanos que se encontraban diseminados por la región, así como gráficos de producción, productos agrícolas y más de doscientas fotografías de paisajes y monumentos del Alto Aragón, realizadas por Ricardo Compairé, que se encontraban colgadas por todas las dependencias del pabellón, por lo que recibió la medalla de oro de la Exposición por su trabajo para el pabellón.


La reina recorriendo el patio del pabellón durante su visita. (Archivo Municipal de Zaragoza)

               Para poder realizar la descripción del interior del pabellón, así como de los objetos y enseres y su distribución, han sido imprescindibles como fuentes de información las imágenes que se conservan, además de la información de las actas de entrega de objetos, pero sobre todo los artículos de prensa aparecidos antes y durante la inauguración del pabellón  13
           
            El Alcalde de Zaragoza, propuso a comerciantes, industriales y agricultores de las tres provincias, la posibilidad de dejar el pabellón aragonés como muestra permanente de los productos y manufacturas de la región una vez clausurada la Muestra. 14

            El Jurado de Recompensas de la Exposición, concedió a la Diputación de Huesca la distinción de Gran Premio del grupo Varios por los objetos expuestos. En julio de 1930, se inician los trámites para abrir el concurso para la contratación del derribo del edifico, no produciéndose la entrega de los terrenos hasta 1932. 15 Sin embargo no se produjo el derribo del pabellón que permaneció en pie al menos hasta mediado de 1934, aunque en un estado lamentable, según la información ofrecida por el diputado Juan Antonio Sainz de Medrano, según el cual el ayuntamiento de sevillano, se había visto en la obligación a derrumbarlo; con posterioridad en otra visita de este mismo diputado, informó sobre la posibilidad de la venta del material de derribo.16


La Infanta Isabel en el vestíbulo durante su visita al Pabellón de Aragón. (Todocolección.net)

NOTAS.-
1.- La estancia de la familia real en Sevilla. Inauguración de los pabellones de Extremadura y Aragón. El Noticiero Sevillano. 31 de octubre de 1929. Pág 8

2.-Exposición Hispano-Americana. El pabellón de Aragón en Sevilla. Diario de Almería. 17 de mayo de 1928.

3.- Archivo Diputación Provincial de Huesca. Expediente relativo a la construcción del pabellón de Aragón en la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929 y participación de la Diputación de Huesca. Caja/00021/001

4.- Idem.

5.- La concurrencia de las Vascongadas y Aragón en la Exposición de Sevilla. El Liberal.  03 de octubre de 1928.

6.- La Exposición Ibero-Americana a través de la prensa (1923-1929) Encarnación Lemus López- pág. 231

7. - Archivo Diputación Provincial de Huesca. Expediente relativo a la construcción del pabellón de Aragón en la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929 y participación de la Diputación de Huesca. Caja/00021/001

8.-
- Según Vicente Mora Arenas, Gobernador Civil de Sevilla, en su libro “El Avance de la provincia de Sevilla desde el 13 de septiembre de 1923”  pág. 160.- dice que la superficie del pabellón fue de 600 m2 y su coste aproximad de 150.000 pesetas.
- Guía Oficial de la Exposición Iberoamericana de Sevilla 1929-1930.
- Sevilla en tiempos de la Exposición Iberoamericana (1905-1930). La ciudad del siglo XX. Nicolás Salas. Pág. 98

9.- La Ciudad Universitaria de Madrid. Pilar Chías Navarro

10.- http://www.enc/iclopedia-aragonesa.com/voz.asp?voz_id=2554 Consultada el 03 /08/2015

11.-
- La Exposición Iberoamericana de 1929. Fondos de la Hemeroteca Municipal de Sevilla. Los Pabellones de la Exposición Iberoamericana. Alberto Villar Movellán. Pág. 39
- Historia de la Exposición Ibero-Americana de Sevilla de 1929. Eduardo Rodríguez Bernal. Pág. 206

12.- Archivo Diputación Provincial de Huesca. Expediente relativo a la construcción del pabellón de Aragón en la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929 y participación de la Diputación de Huesca. Caja/00021/001  -Proyecto de obra-

13.-
- Archivo Diputación Provincial de Huesca. Expediente relativo a la construcción del pabellón de Aragón en la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929 y participación de la Diputación de Huesca. Caja/00021/001
-Fototeca Municipal de Sevilla. Archivo Serrano.
-Fototeca Archivo Municipal de Zaragoza.
-El pabellón de Aragón. ABC SEVILLA 30 de octubre de 1929. Página 16.
Este pabellón, proyectado por el arquitecto aragonés don Pascual Bravo, es una edificación moderna inspirada en el estilo tradicional de la arquitectura regional aragonesa. De líneas sencillas, pero muy esbeltas, ofrece una gracia suave de la contribución de las masas constructiva. El patio muy bonito, constituye un recuerdo de los antiguos patios de las casas aragonesas de origen indudablemente igual que los andaluces, pero con marcadas características que acusan la diferente personalidad de unos y otros, consecuencia de las diferencias de clima y de ambiente.  En tan bello recinto se han reunido interesantísimo los objetos, aportados por el corporaciones entidades y particulares de la ciudad de Aragón, con lo que se consiguen dar una idea aproximada de la espiritualidad cultural y potencial de aquella región. Aun cuando cada uno de los objetos expuestos son de una gran valor y extraordinario interés, sobresalen algunos como por ejemplo: un magnífico tapiz gótico propiedad de la Universidad de Zaragoza; un tríptico de Marfil, propiedad de los señores de Montserrat, que lo fue de los Reyes Católicos, quienes lo llevaban consigo, utilizándolo como altar de campaña;  otro tapiz, propiedad de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza con la imagen del Señor San Jorge, cuyo fondo sirvió de solideo a los reyes de Aragón; la bandera de la ciudad de Zaragoza y el estandarte del ángel custodio de la ciudad, guión de la corporación municipal; unas magníficas esculturas en alabastro enviada por la Diputación Provincial de Huesca; y unas arquetas con ricas talla de Marfil y esmaltes envío de las misma, una imagen de la Virgen del Pilar copia exacta de la de Zaragoza construida por el artífice Señor Aguilar platero de la Catedral. Además hay profusión de cerámica aragonesa, bargueños, espléndida colección diplomática y sigilográfica, libros de gran interés bibliográfico por su magnífica encuadernaciones, gráfico de producciones productos agrícolas, maquetas y fotografías de la obra de la Confederación Hidrográfica del Ebro…….

 -Los reyes en Sevilla. Después de inaugurar el pabellón de Extremadura, asistió a la inauguración del pabellón de Aragón. El Correo Extremeño. 31 de octubre de 1929
-Sevilla de Ayer. Lo que fue la Exposición Ibero Americana. Aragón. El Correo de Andalucía. 18 de Agosto de 1963.
-La Exposición General Española. Sevilla. El Pabellón de Aragón. La Época. 24 de octubre de 1929. Pág. 2
-Andalucía. Inauguración del pabellón de Aragón. La Libertad. 31 de octubre de 1929.
-De la exposición de Sevilla. La Tierra, Órgano de la Asociación de Labradores y Ganaderos del Alto Aragón.12 de febrero de 1930.
-Con la asistencia de los Reyes infantas se celebró la inauguración del Pabellón Aragonés en la exposición de Sevilla. La Tierra, Órgano de la Asociación de Labradores y Ganaderos del Alto Aragón. 31 de octubre de 1929.
-El rey inaugura el pabellón aragonés. ABC SEVILLA 31 de octubre de 1929. Página 18
-Exposición de fotografías. La Tierra, Órgano de la Asociación de Labradores y Ganaderos del Alto Aragón. 14 de marzo de 1929.

14- Un pabellón permanente de Aragón en la Exposición de Sevilla. El Progreso. 10 de noviembre de 1929. Pág. 3

15.- Archivo Diputación Provincial de Huesca. Expediente construcción del pabellón de Aragón en la Exposición Iberoamericana de Sevilla. Caja/00021/001


16.- Archivo Diputación Provincial de Zaragoza

 07/04/1934
Corporación. Exposición internacional. Demolición del Pabellón de Aragón y venta de materiales
Interesados: Ayuntamiento; Saínz de Medrano, [Juan Antonio]
Lugares: Sevilla
Signatura: L265 Págs. 449 450

12/05/1934
Exposición internacional. Venta del material de derribo del Pabellón de Aragón
Interesados: Saínz de Medrano, Juan Antonio; Palacios, Felipe; Mantecón, José Ignacio
Lugares: Sevilla
Signatura: L265 Págs. 703 705


  FUENTES
-RODRIGUEZ BERNAL, Eduardo. (1994) “Historia de la Exposición Ibero-Americana de Sevilla de 1929”. Sevilla. Servicios de Publicaciones Ayuntamiento de Sevilla.
-SALAS, Nicolás (2004) “Sevilla en tiempos de la Exposición Iberoamericana (1905-1930 La ciudad del siglo XX)”. Sevilla. rd editores.
- VILLAR MOVELLAN,  Alberto (1979) “Arquitectura del Regionalismo en Sevilla (1900-1935)”. Sevilla. Diputación Provincial.
-VILLAR MOVELLAN,  Alberto. (1992) “Los Pabellones de la Exposición Iberoamericana”. En: La Exposición Iberoamericana de 1929. Fondos de la Hemeroteca Municipal de Sevilla. Obra Cultural del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Sevilla. pp 22-45
-“Exposición Ibero-Americana de Sevilla 1929-1930”. Negociado de Publicidad de la Exposición Ibero-Americana. Madrid-Barcelona-Sevilla. Rudolf Mosse Iberica.
-MORA ARENAS, Vicente, El Avance de la Provincia de Sevilla desde el 13 de septiembre de 1923.
-LÓPEZ LEMUS, Encarnación. La Exposición Iberoamericana a través de la prensa, 1923-1929.
-Guía Oficial de la Exposición Iberoamericana de Sevilla 1929-1930
-Fototeca Municipal de Sevilla
-Fototeca Municipal de Zaragoza
- Archivo Diputación Provincial de Huesca. Secretaría General. Expedientes cajas 00021/001 y 00031/056.
-Archivo Diputación Provincial de Zaragoza. Demolición del Pabellón de Aragón y venta de materiales. Signatura: L265 Págs. 449 450 y Signatura: L265 Págs. 703 705.
- La Concurrencia de las Vascongadas y Aragón en la Exposición de Sevilla. El Liberal  03 de octubre de 1928.
- La Exposición Ibero Americana. ABC de Sevilla 30 de octubre de 1929 (Pabellón de Aragón)
- La Exposición Ibero Americana. ABC de Sevilla 31 de octubre de 1929 (Pabellón de Aragón)
- En el pabellón de Aragón. El Noticiero Sevillano. 31 de octubre de1929, pág, 8
-Después de inaugurar la familia real el pabellón de Extremadura, asistió a la inauguración del de Aragón. Correo extremeño 31 de octubre de1929.
-El pabellón de Aragón en la Exposición de Sevilla. Diario de Almería. 14 de mayo de 1928
-Aragón en la Exposición de Sevilla. El Imparcial 06 de junio de 1929, página 4.
-Exposición de Sevilla. El Pabellón de Aragón. El Orzán, 18 de octubre de 1929
-Un pabellón permanente de Aragón en la Exposición de Sevilla, El Progreso, 10 noviembre 1929.
- El rey visita la Exposición y el Jefe del Gobierno pasa unas horas en Alcalá. El Telegrama del Rif. 31 de octubre de 1929.
- El pabellón de Aragón. La Época . 24 de octubre de 1929, página 2
- Inauguración del pabellón de Aragón. La Libertad, 31 de octubre de 1929.
- La Tierra. Órgano de la Asociación de Labradores y Ganaderos del Alto Aragón. Varios artículos  de fecha 8, 9 y 14 de marzo de 1929. 31 de octubre de 1929 y 12 de febrero de 1930.
- La aportación aragonesa a la Exposición de Sevilla. La Voz de Teruel, 10 de julio de 1928.
- Pabellón de Aragón en la Exposición Hispano Americana de Sevilla. La Voz de Teruel, 22 de octubre de 1928.
- La Permanente.  La Voz de Teruel -15 de julio de 1929.


2 comentarios:

  1. Qué pena que una web de contenidos tan buenos se vea tan mal: el fondo impide leer el texto.

    ResponderEliminar
  2. Siento no vea bien el texto. Siguiendo su sugerencia, he aumentado el tamaño de la letra y su intensidad, espero que con estas modificaciones le sea mas fácil su lectura.
    Gracias por su comentario.
    Atentamente.

    ResponderEliminar