- Pabellón de Estados Unidos



Vista del edificio del Gobierno desde la Avd. de María Luisa

El 7 de mayo de 1924, el Secretario de Estado remite un informe a las Cámaras de representantes de los Estados Unidos, acompañado de una recomendación del presidente Calvin Coolidg, para que fuera aprobada la participación en del certamen sevillano. Entre los argumentos presentados primaba la oportunidad de estrechar los lazos con iberoamerica, demostrar las ventajas de “la educación americana”, así como el fomento de la comercialización de varios productos en España, como los hidrocarburos y sus derivados, maquinaria agraria y materiales de construcción entre otros. La propuesta no encontró ninguna oposición siendo aprobada por ambas cámaras. En el mes de febrero de 1925 es aprobada la asignación presupuestaria por un total de 700.000 dólares.

Los terrenos escogidos por la Delegación americana para erigir su pabellón, fueron en un principio los de la Venta de Eritaña, pero la Comisión Permanente no pudo aceptar esta petición ya que dichos terrenos eran de propiedad privada. Por lo que el 26 de julio de 1926, se le concede la parcele elegida, esta vez en los Jardines de San Telmo, de 7.500 m2 de superficie, en la confluencia del Paseo de las Delicias y la Avenida de María Luisa, para construir sus instalaciones, las condiciones de la concesión de estos terrenos fueron especiales.

Las difíciles negociaciones las llevaron a acabo personalmente Primo de Rivera y el Comisario Cruz Conde con los altos representantes norteamericanos, esto se debió a que la Administración norteamericana no puede construir edificios permanentes en otras naciones si el terreno no es de su propiedad, resolviéndose este inconveniente con un acuerdo por el cual, el Ayuntamiento concede a los EE.UU lo terrenos por 75 años desde el 31 de diciembre de 1930, siendo optativo para el Ayuntamiento su recuperación mediante el abono de 200.994 dólares, coste de las edificaciones, o la ampliación de la cesión por otros 75 años. De esta forma se elude la compra del terreno, pero se indemniza al gobierno americano por los gastos de las instalaciones. Hay que resaltar, que esta cláusula de compra no existía en el resto de pabellones permanentes extranjeros que se edificaron.
Vista desde otro ángulo



Dos vistas aéreas de los pabellones y su ubicación.

Las autoridades americanas nombran como Comisario General para certamen a Thomas Campbell, ex-gobernador de Arizona, así como una comisión de asesores, siendo el delegado permanente en Sevilla el juez Roderick Nathaniel Marson. Se realiza un concurso restringido entre cinco reconocidos arquitectos a los que se les solicita que las edificaciones reuniesen un estilo que ellos denominan “misiones españolas” en tributo al legado e influencia española en las artes y costumbres norteamericanas y que según palabras del su embajador “…..se conserva el estilo arquitectónico que notros llamamos colonial antiguo”.

Fue elegido el proyecto presentado por William Templeton Johnson, arquitecto nacido en San Diego que pocos años antes había diseñado el Museo de Arte de San Diego inspirándose en el estilo plateresco renacentista de España del siglo XVI. El proyecto presentado constaba de tres edificaciones, una permanente para ser utilizada como consulado una vez terminado el certamen, y otras dos provisionales. La construcción de los tres pabellones le fue adjudicada a una empresa neoyorquina, que en febrero de 1928 inician los trabajos bajo la dirección de un arquitecto y cuatro ingenieros que coordina los trabajos de las empresas españolas subcontratadas, siendo estas la que en definitiva realizan los trabajos de edificación.
Fachada del Paseo de las Delicias.

El edificio principal, o del Gobierno, con una superficie total construida de 1.600 m2, se articula sobre planta hexagonal con fachadas a la Avenida de Maria Luisa y Paseo de las Delicias, de dos plantas de altura y en el centro un patio rodeado de pórticos cubiertos. El sistema constructivo es el convencional de la época, muros de fábrica de ladrillo, entramado unidireccional, cubierta de tejas, en los paramentos mortero y solería hidráulica, carpintería de madera, destacando las vigas decoradas de los salones en caoba.

Para este edificio se diceñan dos fachas principales, una hacia el mencionado Paseo de las Delicias y otra para el acceso desde la Avenida de Maria Luisa. En ambas se inspira en el estilo renacentista, en la primera la portada esta claramente inspirada en detalles ornamentales de una de sus últimas obras el Museo de Arte de San Diego inaugurado en 1926, tomando elementos como la utilización de pequeños arcos que encierran una concha, en la moldura el arco de la puerta principal, o la ventana del remate claramente inspirada en las existentes en la fachada del Hospita de la Santa Cruz de Toledo. Para la portada de la Avenida de Maria Luisa, la composición la divide en dos zonas, la inferior hasta el balcón, la resuelve con claros elementos plateresco, eligiendo como motivo la concha, con algún detalle barroco en las pilastras. Sin embargo, para la parte superior, la remata con un frontón partido de formas ondulantes, con jarrones, en el que se inscribe el balcón de forma semicircular, enmarcado por cenefa y terminado en una cornisa ondulada.
Detalle de la portada de la fachada del Paseo de las Delicias.

Para las fachadas de los pabellones provisionales se inspiran en plateresco español, inscribiendo la decoración en la zona superior de las mismas, dejando el resto limpias de ornamentación. Se realizan por completo en maderas revestidas y con un claro objetivo exhibicionista.

Las empresas privadas se vieron obligadas a situar sus stand en las galerías comerciales, ya que los contenidos expuestos eran todos estatales que se distribuyeron de la siguiente manera:

En el edificio permanente se expusieron obras del National Museum of Fine Arts, del Smithsonian Institute, así como una biblioteca con libros sobre la historia de América y otros temas generales, una exposición de los departamentos de Estado, Hacienda, Marina, Correos, Aeronáutica, del Canal de Panamá, de la Cámara de Navegación y del Biblioteca del Congreso. También había un mapa con las rutas seguidas por los conquistadores españoles en el sur del país, así como una exhibición de la Comisión de Bellas Artes y de la Oficina de Edificios y Parques Públicos de Washington.

Otra de las muestras que se realizaban este edificio fueron los adelantos tecnológicos norteamericanos, en el se podían apreciar instalaciones de fontanería en cobre, calefacción centralizada regulada por estancias individuales, un refrigerador eléctrico, una lavadora mecánica y así hasta cincuenta y cuatro aplicaciones distintas de la electricidad.
Pabellón del cinematógrafo, mas tarde sería el teatro infantil Juan de la Cueva.

En uno de los pabellones provisionales, se instaló el cinematógrafo. Era un salón de cine con capacidad para 350 personas, en el que se proyectaban una selección de doscientas películas de entre mil, a razón de mas de seis diarias, sobre temática económica, histórica y militar de los Estados Unidos, entre ellas una sobre el viaje del presidente Hoover a Hispano América, otras sobre la confección de un periódico, una intervención quirúrgica o la fabricación de automóviles. Todos estos documentales eran de carácter propagandístico de las actividades norteamericanas. Ciertamente estas exhibiciones causaron una amplia expectación.

En el otro pabellón provisional o de Exhibiciones, se instalaron las exposiciones de los departamentos de Agricultura, Interior y Comercio, un mapa luminoso con las líneas de vapores de todo el mundo; demostración de acuñación de monedas, estampación de sellos y billetes; la reproducción en miniatura del Gran Cañón del Colorado iluminado por dos mil bombillas. La reproducción de un aeropuerto con diez modelos de aeroplanos, construcción de ferrocarriles, etc.
Una vista lateral del cinematógrafo.

Así mismo también se instaló una potente emisora ortogonal, que comunicó a Sevilla con el resto del mundo, así como un centro musical de la Victor Talking Machine con potentes altavoces en el exterior del edificio que permitía escuchar música a gran distancia. También fue muy nombrado por la prensa por su curiosidad la instalación de un rayo de luz que lanzado sobre la entrada de la Exposición permitía contar el número de los peatones que pasaban.

Fue la primera de las “Semana” en homenaje a los estados participantes, celebrándose del 25 al 31 de Mayo. A juzgar por las informaciones de la prensa, el Pabellón de Estados Unidos fue uno de los que mas atrajeron al gran público, ya que entre otras actividades organizó conciertos de la banda militar de Pershing y como hemos comentado anteriormente la proyección de películas y la emisión de música por los potentes altavoces.
Pabellón de Exhibiciones.
Una vez concluida la muestra, se desmontó el pabellón provisional de exhibiciones, cediéndose mas tarde el pabellón del cinematógrafo al ayuntamiento, que lo convirtió en el teatro Infantil Juan de la Cueva, que tuvo una actividad irregular en los años posteriores a la muestra. Fue una creación municipal y del canónigo Antonio Mañes Jerez, quien ejerció como director del mismo. Su creación se fecha el 30 de enero de 1937, fue el primer espacio de la ciudad creado para acoger representaciones dirigidas al público infantil. Permaneció en pié hasta la década de los sesenta del pasado siglo que fue derribado.

Por tanto solo queda de aquella muestra el edificio del Gobierno en el que se alojaba desde la finalización del certamen el consulado de aquel país, hasta 1986, que se convirtió en agencia consular y desde el año 2004 en sede de la Colección Madariaga de Arte Contemporáneo, cedido por el ayuntamiento mediante convenio.

Es de resaltar la magnífica conservación del edificio durante el tiempo que fue ocupado como legación diplomática estadounidense, que ha hecho posible llegue hasta nuestros días este legado de la Exposición.
Vista de la fachada de la Avd. de María Luisa, abajo detalle de la portada de la fachada

Fachada del Museo de Arte de San Diego
Terraza exterior
 Patio del interior del pabellón del Gobierno



 Distintas vistas del patio en la actualidad



Detalles ornamentales del patio

LA FILMOTECA ESPAÑOLA HA EDITADO UNA OBRA TITULADA "LAS EXPOSICIONES DE 1929", EN LA QUE SE RECOGEN IMAGENES DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA DE SEVILLA Y LA INTERNACIONAL DE BARCELONA

ACONTINUACIÓN SE HA INSERTADO UNA RECOPILACION DE DISTINTOS CORTES RELACIONADOS CON ESTE PABELLON QUE APARECEN EN DICHA OBRA

video

FUENTES:

- EL PABELLON DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA, José María Cabeza Méndez
Revista APAREJADORES núm. 27 /Diciembre 1988
- HISTORIA DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA DE SEVILLA DE 1929, Eduardo Rodríguez Bernal
- LOS PABELLONES DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA, Alberto Villar Movellan
La Exposición Iberoamericana “Fondos de la Hemeroteca Municipal”
- EL RECINTO DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA, AREA URBANIZABLE, PABELLONES Y CONSERVACION, José María Cabeza Méndez
Andalucía y América en el Siglo XX, Actas de las VI Jornadas de Andalucía y América 1987
- GUIA DE LA EXPOSICION IBERO AMERICANA 1929-1930
- LA IMAGEN AEREA DE LA SEVILLA DE ALFONSO XII- Formas y perspectivas del recinto urbano. 1920-1930- Alfonso Braojos Garrido.
- NOTAS SOBRE EL TEATRO EN SEVILLA DURANTE LA EXPOSICIÓN IBEROAMERICANA DEL AÑO 1929, Carolina RAMOS FERNÁNDEZ

6 comentarios:

  1. magnifico ..gracias por el recuerdo de tiempos pasados

    ResponderEliminar
  2. Una simple curiosidad personal acerca del nostalgico Teatro Juan de la Cueva, me ha llevado, de manera casual, a encontrarme con esta magnifica obra de usted. Le felicito por su talento y le manifiesto que ha conseguido de mi que yo este disfrutando de manera muy grata de su lectura, ademas de que me esta motivando para seguir en el estudio de nuestra exposicion del 29.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por sus palabras, por que ha sabido encontrar la esencia de este blog, que no es otra que la de despertar la curiosidad e intentar que el lector profundice en ese gran evento.

      Eliminar
  3. Como soy un desastre con las nuevas tecnologia, mi sincero comentario se lo he enviado como anonimo. Soy Joaquin Manuel Carrera Rodriguez, alumno de 4° curso del aula de la experiencia de la Univerdad de Sevilla. Si usted me lo permite, quisiers mas adelante conectar de nuevo, ya que pienso presentar un trabajo, en la asignatura"invedtigacion de problemas sociales del entorno". sobre el teatro Juan de la Cueva. Estoy pendiente de hablarlo con el profesor, pero ya estoy buscando datos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo Joaquín, estoy a tu disposición.
      Mi correo es jujoca1340@gmail.com para cuando quieras ponerte en contacto conmigo.

      Eliminar
  4. Manuel Romero, 72 años, Sevilla, marove20@gmail.com, Yo iba años de 1950 y 1953 al Cine Teatro Juan de la Cueva de Sevilla (pertenecia Embajada de Estados Unidos de Sevilla, era Teatro de la Exposicion Universal añó 1929)
    Ponian peliculas de cine muy bonitas para niños, de Los Tambores de Fu ManChu, Fumanchu Ataca de Nuevo..etc. otros muchisimas peliculas antiguas de estados unidos del Oeste en idioma español. de vaqueros y comboys e indios siux y comamches y apaches.. del oeste, otras de guerras y de niños, del Gordo y el Flaco,. otras de Charles Chaplin (Charlot)muy graciosas..etc. S0lo costaba la entrada 0.50 pts, (solo 50 centisimos)o media peseta muy muy barato..Teatro Juan de la Cueva muy grande..cabiamos mchos niños..abajo y arriba.los niños ibamos de toda Sevilla..comprabamos pipas y caramelos..y nos metiamos en el cine solia ser de 5 tarde a 7 tarde y de 7 a 9 noche..etc. Otras epocas fue de 3 a 5 tarde y despues de 5 a 7 tarde..etc. Solo cine de invierno, no habia cine en verano...estaban los Cines de Verano de Sevilla al aire libre. BUEN RESULTADO los niños ibamos al cine los Domingos Tardes y nos costaba la entrada muy barata..solo 40 0 50 centimos, media peseta, una buena labor social en Pro de los Niños..cine barato los Domingos. Despues yo iba a un cine de Heliopolis tambien Exposicion Universal de la misma Enbajada de Estados Unidos, cine muy bonito y pequeño..costaba 2 pesetas era empresa particular, tambien muy bonito y con bonitas peliculas. Y en Colegio Claret yo estaba ya en bachiller año 1956 hicieron dentro del Colegio Clatet cine muy grande y muy bonito y muy moderno (cine como los del centro de Sevilla) un gran cine solo costaba 1,50 pesetas..y ponian peliculas toda semana y sabados y domingos..para niños del Colegio y para todo el mundo..un buen asunto para los niños de Sevilla y del barrio de Heliopolis..y en El Porvenir hicieron un cine muy bonito y con buenas peliculas año 1955 el Cine Felipe II empresa privada y era barato de 2 pesetas entrada.. muy grande arriba y abajo..arriba costaba 2 pesetas y abajo 3 pesetas...maximo confort y creo costo muchisimo dinero su construccion. Los niños estudiabamos bachillerato y otros se iban después de Estudios Primarios a talleres de sus barrios y aprendian de 16 a 20 años un buen oficio de mecánico de coches, mecánico fontanero, electricista, carpintero,..etc..aprendian muchisimo..muchisimo..y algunos ya hacian su empresa de autonomo y daban trabajo a otros cinco o diez empleados mas...no habia tanta presion fiscal de Hacienda..no habia impuestos muy pocos..y la gente montaba empresas y dada muchisimo trabajo..habia si mucho empleo..yo estudiaba ya años despues una carrera y me costeaba esta con mi trabajo y empleo en Academia Ruemy Cerro Aguila C/Juan de Ledesma 41, buen centro..profesor daba clases a bachilleres de matematicas y fisica y quimica y otras mas, el propietario y director una gran persona humana y de alta calidad..Don Eulalio Sanchez Oliva, mi jefe, era Practicante y curaba a los pobres gratis y les daba antibioticos gratis..un gran hombre y de gran corazón..Dios lo tendran con el a su lado..hizo muchisimo por los necesitados del bario..el mismo sabia muchisimo como un Medico y decia a cada uno su enfermedad...alli habia un cine muy grande y bonito y ponian peliculas muy buenas Cine Olimpia del Cerro del Aguila..precio barato de 2 pesetas. Me podeis escribir saludos a todos amigos de Sevilla...ver por internet Blog Castillejos de Zaragoza fotos, canciones, cine y amistades y españa años 1960 y 1950 y 1940..muy bonito. Fi9n Manuel Romero, sevilla, marove20@gmail.com,

    ResponderEliminar