- Pabellón de Venezuela




Tras un agitado siglo XIX, la República de Venezuela entra en el presente siglo bajo el mandato del dictador Castro (1889-1908), el cual a pesar del patriotismo de su régimen, fue funesto para el país provocando una aguda crisis económica, llegando hasta el punto de que, debido a la deuda nacional, en 1901 alemanes, ingleses e italianos, bloquean el puerto de la Guaira, el mas importante de Venezuela, con sus barcos; tres años mas tarde (1904) el Tribunal Internacional de la Haya condena a Venezuela al pago de indemnizaciones.

El también dictador Juan Vicente Gómez, accede al poder hasta 1935, tras un golpe de estado en 1908, ocupando la presidencia durante los periodos 1908/1915, 1922/1929 y 1931/1935, siendo jefe del ejército en los periodo que no ocupaba la presidencia, con dominio real sobre el país. Bajo su mandato, y debido a la explotación a gran escala del petróleo, Venezuela cambia radicalmente su estructura económica, pasando la actividad agrícola, motor de su economía, a segundo plano.

Coincidiendo con los periodos presidencial de José Vicente Gómez, se desarrollan los primeros contactos y la culminación de la representación venezolana. El Embajador de España en Caracas informa en 1911, que existe una actitud positiva en el gobierno de aquel país, para su concurrencia en la Exposición.

Pasado los años, y con Primo de Rivera en el ejercicio del poder, Cruz Conde retoma el impulso de las relaciones exteriores, lo que supuso una sustancial mejoría en la relaciones con América. Así en enero de 1927, ya se tenía decidida la concurrencia en firme de Venezuela en el Certamen; en marzo del mismo año se supo que lo haría en las Galerías Americanas. Modificando esta última decisión el 24 de julio de 1928 en el sentido de construir un pabellón provisional. La Comisión Permanente de la Exposición Iberoamericana, en reunión celebrada el 10 de agosto de 1928, acuerda felicitar a Primo de Rivera, por su actuación personal en el cambio de decisión.

El 14 de enero de 1929, se realizó la entrega de la parcela cedida por el Ayuntamiento, para la construcción del edificio, situada en la Avd, de las Delicias, entre el Pabellón de Argentina, ya construido, y la parcela que meses mas tarde le sería entregada a Guatemala. Esta es la principal vía de comunicación que se construye para la Exposición Iberoamericana, donde se ubican nueve de los trece pabellones internacionales, que aun estando trazada desde principios de siglo, no se llega a ejecutar hasta que se inician las operaciones urbanísticas que conllevó el citado Certamen.

Vista general del edificio junto al Pabellón de Argentina

El Pabellón de Venezuela fue, además del de Colombia y Guatelamala, uno de los pocos que fue proyectado y dirigido por técnicos españoles, debido fundamentalmente por la premura de tiempo para su construcción. El edificio al no ser permanente, no se acogía a la cláusula de utilización de 75 años, por lo que debería ser derribado a la terminación de la Exposición. Motivo por lo que es el único de los pabellones internacionales que no ha llegado hasta nuestros días.

Fachada principal

En el mes de junio de 1928, el arquitecto español Germán de Falla, (hermano de Manuel de Falla) presenta su proyecto de pabellón a requerimiento del Gobierno Venezolano. La planta de este edificio, de mediano lustre, la articula en forma de cruz, distribuyéndolo en una sola planta, disponiendo en el centro un patio. En el brazos que da cara a la Avd. de las Delicias, ubica la fachada y hall de entrada, sirviendo los tres restantes como salones de exposiciones. El patio central, adintelado sobre columnas, lo utiliza como distribuidor de las salas que lo rodean. El estilo del pabellón, aun no siendo historicista en su fachada, si lo es en el patio.

Venezuela inauguró su pabellón el 25 de octubre de 1929, aprovechando tal acontecimiento se celebró la semana en honor a la mencionada nación, del 26 al 30 de Octubre.

Proyecto original del Pabellón de Venezuela del arquitecto Germán de Falla

Tenemos poca información sobre su contenido. En el Catálogo Oficial, aparecen los nombres de unos seiscientos expositores privados, sabemos que había una muestra de maderas preciosas, productos agrícolas como cereales, cacao, café, tabaco, azúcar y resina, e industriales como farmacéuticos, curtidos y tejidos, perlas y minerales. Una de las salas estaba dedicada al proceso de extracción de petróleo y en otro lugar se mostraba una amplia colección de insectos. También había una exposición de bellas artes y existía una biblioteca de autores venezolanos. Además publicó un libro sobre el país, titulado “Exposición Iberoamericana. Aspecto Físico y Origines Étnicos de Venezuela” de Alfredo Jahn.

LA FILMOTECA ESPAÑOLA HA EDITADO UNA OBRA TITULADA "LAS EXPOSICIONES DE 1929", EN LA QUE SE RECOGEN IMAGENES DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA DE SEVILLA Y LA INTERNACIONAL DE BARCELONA

ACONTINUACIÓN SE HA INSERTADO UNA RECOPILACION DE DISTINTOS CORTES RELACIONADOS CON ESTE PABELLON QUE APARECEN EN DICHA OBRA


video


FUENTES:
- HISTORIA DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA DE SEVILLA DE 1929, Eduardo Rodríguez Bernal
- LOS PABELLONES DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA, Alberto Villar Movellan
La Exposición Iberoamericana “Fondos de la Hemeroteca Municipal”
- EL RECINTO DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA, AREA URBANIZABLE, PABELLONES Y CONSERVACION, José María Cabeza Méndez
Andalucía y América en el Siglo XX, Actas de las VI Jornadas de Andalucía y América 1987
- GUIA DE LA EXPOSICION IBERO AMERICANA 1929-1930
- ENCICLOPEDIA LAROUSSE
- ENCICLOPEDIA OCEANO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada